Domingo, 17 Dic 2017
  • AGRO22.3304 -0.89
  • AGRO22.95 2
  • AGRO21.8228 -1.81
  • ALUA12.764 1.59
  • ALUA12.70
  • ALUA12.7298 0.79
  • APBR83.7612 1.71
  • APBR83.195 0.55
  • AUSO100 3.09
  • AUSO101.3499 4.19
  • BMA201.2631 0.68
  • BMA201.4928 -0.91
  • BOLT8.9506 -5
  • BOLT9.0567 -1.32
  • BOLT8.9532 -3.47
  • CECO200
  • CECO215.062 -0.99
  • CEPU28.6 -0.52
  • CEPU28.9 -2.03
  • CEPU28.5504 -0.52
  • COME4.1255 -0.73
  • COME4.146 1.22
  • COME4.1067 0.25
  • CRES35.5 0.71
  • CRES34.6 -1.14
  • CRES34.9117 0.29
  • DGCU241.9423 -0.72
  • EDN43.25 1.41
  • EDN43.5 0.93
  • EDN43.1813 -0.58
  • ERAR13.14710
  • ERAR13.15 -1.13
  • ERAR13.0595 -0.75
  • FRAN136.5228 -2.52
  • FRAN140.8063 1.16
  • FRAN138.8434 0.72
  • GGAL113.767 -0.13
  • GGAL113.4385 -0.31
  • GGAL113.089 -0.35
  • JMIN66.9 1.36
  • JMIN65.5 11.13
  • JMIN65.9167 -1.05
  • MIRG464.5559 -1.31
  • PAMP44.7402 -0.45
  • PAMP44.9725 -0.56
  • PAMP44.8208 1.13
  • PETR94.9772 0.32
  • PGR9.5423 -0.94
  • PGR9.5 -1.86
  • PGR9.4892 -1.66
  • SAMI106.5037 0.8
  • TECO2131.4 -0.45
  • TECO2132.3709 0.76
  • TGNO466.0033 3.08
  • TGNO465.4 -2.39
  • TGNO465.4409 -1.2
  • TGSU280 -0.93
  • TGSU279.1026 -3.66
  • TGSU278.8634 -2.31
  • TRAN42.7381 2.15
  • TRAN42.0375 -5.83
  • TRAN42.1075 -0.95
  • TS266 -0.56
  • TS262 -2.06
  • TS263.8733 -0.32
  • YPFD371.7474 -2.89
  • YPFD377.7148 -4.74
  • YPFD370.5549 -2.78
  • Lebacs y decisiones de la FED

    Las claves de la semana para el inversor

    El Banco Central renovará letras el martes y las tasas delinearán la estrategia de las carteras; en la bolsa podría extenderse una toma de ganancias

    Será una semana intensa para los inversores. Señales de políticas monetarias propias y externas, se sumarán a cuestiones políticas, económicas, y por qué no, hasta posibles sorpresas. La volatilidad de las cotizaciones podrá seguramente incrementarse (en particular, cuando se mantiene `demasiado` baja).

    En el plano local, el martes habrá licitación de letras del Banco Central (Lebacs). Se apuntará a renovar vencimientos por unos $ 410.000 millones (cerca de 40% del stock, que hoy representa más del 119% de la base monetaria).

    Las tasas que convalide el Central no sólo determinarán la estrategia en pesos de los inversores para el corto plazo; también podrá impactar sobre el comportamiento del dólar. Esto, tras un cierre de semana en el billete quedó muy cerca de lo que se entiende que podría ser su piso (entre 17 y 17,50 pesos).

    En principio, se apunta a que el BCRA convalidará la pendiente positiva de la curva de letras que muestra el mercado secundario, aunque con tasas que quizás se ubiquen levemente por debajo. Una referencia: hoy la curva presenta tasas de entre 27% y 27,4% anual para los plazos más largos, comparados con rendimientos de 26,5% y 25,8% de la licitación primaria de un mes atrás. Aun con posibles tasas por debajo del mercado secundario, no se invalídala recomendación de mantener inversiones en este instrumento. Son rendimientos atractivos mucho más altos que los de las colocaciones bancarias tradicionales- y que permiten pensar en extender la duration de la posición. Siempre, dentro de un escenario proyectado en el que la tasa de interés le ganará en los próximos meses a la inflación y la devaluación.

    En cuanto a los movimientos recientes de las acciones, no se puede descartar que la toma de ganancias parcialmente observada en la última semana, pueda extenderse en las próximas ruedas. Será relevante monitorear algunos factores que podrían sostener correcciones adicionales. Esto, igualmente, debería analizarse teniendo en cuenta que el índice Merval presentó un rally de más de 15% desde el domingo de las PASO y que gana 40% en lo que va del año (con acciones que suben hasta 240%). El movimiento responde entonces a una descompresión lógica del mercado, en un escenario en el que se conserva una visión positiva a mediano plazo, fundamentada no sólo en la macro, sino también en la micro -las compañías ganan dinero-y las expectativas (volver a ser un país calificado como emergente daría mayor profundidad al mercado).

    No es muy diferente el escenario en el mundo de los bonos. Se apunta a la probabilidad de un riesgo país en la zona de 350 puntos en los próximos meses, comprimiendo aún más el diferencial contra países como Brasil. No obstante, esta reducción podrá darse de forma lógicamente más pausada y volátil respecto de la observada recientemente (específicamente, en el último mes, en donde el EMBI Argentina se comprimió unos 60 puntos). Juega su rol no sólo el escenario local, sino también el externo. Una mayor volatilidad de las tasas de interés americanas, por caso, es un elemento que podrá presionar sobre el comportamiento de los títulos. No se descarta una estrategia que lleve a reducir la exposición del inversor a duration largas, dentro de la curva de riesgo local. Los rendimientos de la parte media, hoy del 4% al 6,5% anual en dólares, no dejan de ser por demás interesantes para cualquier posición. Por otra parte, el mercado no estará exento a cierta mayor volatilidad -y por momentos, presionado a una corrección- a medida que se acerquen las elecciones de octubre. Por eso, proteger las ganancias acumuladas en el último mes y adoptar estrategias más conservadoras -incluso en Letras del BCRA- no parece una mala recomendación. En lo externo, el clima no sería muy distinto, en una coyuntura donde parece existir incomodidad creciente por varios temas. Nada llevaría a hacer peligrar la tendencia positiva de fondo, pero sí podría pensarse quizá que la zona actual podría ser un techo de corto plazo para las valuaciones. No se observan por ahora catalizadores positivos sólidos, y para una nueva temporada de balances que ayude, aún falta. Esta semana, la reunión de la FED concentrará la atención de los inversores. Antes podrá haber un wait and see, y después del miércoles no se descarta alguna reacción a lo que diga (o no diga) la presidenta de la entidad.

    El dólar mayorista tuvo una leve tendencia a la baja en el último mes; la caída de la valuación fue de aproximadamente un 4 por ciento

    La Nación