Sábado, 16 Dic 2017
  • AGRO22.3304 -0.89
  • AGRO22.95 2
  • AGRO21.8228 -1.81
  • ALUA12.764 1.59
  • ALUA12.70
  • ALUA12.7298 0.79
  • APBR83.7612 1.71
  • APBR83.195 0.55
  • AUSO100 3.09
  • AUSO101.3499 4.19
  • BMA201.2631 0.68
  • BMA201.4928 -0.91
  • BOLT8.9506 -5
  • BOLT9.0567 -1.32
  • BOLT8.9532 -3.47
  • CECO200
  • CECO215.062 -0.99
  • CEPU28.6 -0.52
  • CEPU28.9 -2.03
  • CEPU28.5504 -0.52
  • COME4.1255 -0.73
  • COME4.146 1.22
  • COME4.1067 0.25
  • CRES35.5 0.71
  • CRES34.6 -1.14
  • CRES34.9117 0.29
  • DGCU241.9423 -0.72
  • EDN43.25 1.41
  • EDN43.5 0.93
  • EDN43.1813 -0.58
  • ERAR13.14710
  • ERAR13.15 -1.13
  • ERAR13.0595 -0.75
  • FRAN136.5228 -2.52
  • FRAN140.8063 1.16
  • FRAN138.8434 0.72
  • GGAL113.767 -0.13
  • GGAL113.4385 -0.31
  • GGAL113.089 -0.35
  • JMIN66.9 1.36
  • JMIN65.5 11.13
  • JMIN65.9167 -1.05
  • MIRG464.5559 -1.31
  • PAMP44.7402 -0.45
  • PAMP44.9725 -0.56
  • PAMP44.8208 1.13
  • PETR94.9772 0.32
  • PGR9.5423 -0.94
  • PGR9.5 -1.86
  • PGR9.4892 -1.66
  • SAMI106.5037 0.8
  • TECO2131.4 -0.45
  • TECO2132.3709 0.76
  • TGNO466.0033 3.08
  • TGNO465.4 -2.39
  • TGNO465.4409 -1.2
  • TGSU280 -0.93
  • TGSU279.1026 -3.66
  • TGSU278.8634 -2.31
  • TRAN42.7381 2.15
  • TRAN42.0375 -5.83
  • TRAN42.1075 -0.95
  • TS266 -0.56
  • TS262 -2.06
  • TS263.8733 -0.32
  • YPFD371.7474 -2.89
  • YPFD377.7148 -4.74
  • YPFD370.5549 -2.78
  • Wall Street vive el mayor rally en su historia

    Y no ven freno por ahora

    EN EL ANTERIOR CICLO ALCISTA, OCURRIDO ENTRE 1949 Y 1956, EL S&P500 REGISTRO UNA GANANCIA DE 266%

    El índice S&P500 ya lleva ganado un 270% desde su piso de marzo de 2009. A pesar de las dudas que genera el gobierno de Trump, son pocos los que esperan un cambio

    `¿Crisis? ¿Qué crisis?`, podrían decir al unísono todos los operadores de Wall Street cuando miran el recorrido que han tenido los principales índices bursátiles de la bolsa de Nueva York en esta última década. Porque el actual rally alcista ya es el más grande de la historia y, según los analistas, todavía tendría margen para seguir creciendo un poco más.

    Ahora todos festejan por la espectacular suba que tuvo Wall Street desde que tocó su piso a principios de 2009 (desde marzo de ese año, el S&P500 ya lleva ganado un270%), cuando todos trataban de sobrevivir al estallido de la burbuja de las hipotecas basura, pero en ese momento nadie se imaginaba el extraordinario alcance de esta recuperación.

    Porque si bien hace un mes se cumplió una década desde el inicio de la debacle subprime, marcada por la decisión de varios de los principales bancos de inversión de cerrar fondos insolventes (¿alguien se acuerda todavía del corralito del BNP Paribas?), iban a hacer falta dos larguísimos años para que se empezara a ver la luz al final del túnel (por lo menos en lo que a mercados financieros se refiere).

    Hoy, todos son festejos y muestras de admiración por haber superado el récord del `bull market` más largo de la historia de Wall Street. El anterior ciclo alcista, ocurrido entre 1949 y 1956 (el S&P 500 ganó en ese momento un 266%), se dio en un contexto muy distinto del crecimiento económico de EE.UU., tras la salida de la Segunda Guerra Mundial y con el país asentado como primera potencia planetaria. ¿Qué crisis?

    Para el índice más representativo del mercado de acciones estadounidense (porque abarca a las 500 principales empresas), haber traspasado el nivel simbólico de los 2.500 puntos por primera vez en su historia también es todo un acontecimiento. Que desmonta la teoría de que el gobierno de Donald Trump se encuentra a la deriva e imposibilitado de aprobar las promesas de campaña por el bloqueo surgido en el Congreso. Reforma sanitaria (Obamacare), reforma fiscal y sanciones a China por manipular su moneda son algunas de estas propuestas incumplidas del presidente estadounidense y que generaron bastante decepción entre los analistas durante el primer semestre del año.

    Sin embargo, a los mercados financieros no parece haberles afectado la parálisis política, y la prueba está en que finalmente parecerían haber tenido razón. Porque sin ir más lejos, solo basta con ver cómo Trump alcanzó un acuerdo con la oposición para aprobar en el Congreso (a expensas de muchos legisladores oficialistas) un aumento en el techo de la deuda, lo que significó evitar el cierre de muchas oficinas públicas por falta de pago. En ese sentido, los inversores perciben que el presidente es tan pragmático que es capaz de pactar con quien haga falta, una demostración de que las medidas prometidas terminarían saliendo y de que el rally récord de Wall Street podría tener un poco más de recorrido.

    `La reforma fiscal de Trump podría formar parte de estos factores sorpresa que no están incorporados en las cotizaciones de las acciones y que podrían llevar nuevamente a revisar hacia arriba las previsiones de alzas`, afirmó Jerome Delahaye, analista de Deutsche Bank. Además, los inversores están comprando acciones de manera masiva, según datos publicados por el Bank of America Merrill Lynch (BofA ML). El banco muestra que en la semana del 14 de septiembre, los fondos de acciones atrajeron un total de u$s8.900 millones, de los cuales u$sl.900 millones correspondieron al mercado estadounidense (el mayor monto en el último trimestre). Solo las acciones más chicas se llevaron u$sl.200 millones, que son las de las empresas más sensibles al crecimiento de la economía. Un Titanic lejano

     

    Parece contradictorio vivir esta euforia bursátil en Wall Street cuando el mundo ve cada semana cómo se retroalimenta la telenovela de amor-odio entre Donald Trump y Kim Jong-un, líder de Corea del Norte. La tensión geopolítica que se vive en la península coreana suena a Titanic lejano, desde la óptica de los inversores del mercado neoyorquino. Y si no, basta con seguir la trayectoria del índice VIX (o también conocido del miedo), que mide la volatilidad de los mercados financieros estadounidenses. Hoy en día, el VIX se encuentra cerca del 10%, su nivel histórico más bajo. ¿Crisis? ¿Qué crisis?

    Pero el apetito por la rentabilidad puede más entre los inversores, algo que explica que el S&P 500 siga cosechando récords. Con el crecimiento económico al alza y las tasas de interés aún en niveles bajos, los inversores se animan a buscar activos con un poco más de riesgo, lo que beneficia a la renta variable en EE.UU. y en el resto del mundo.

    Sin embargo, todos los especialistas saben que los `bull markets` también se miden por su duración en el tiempo, lo que significa que, tarde o temprano, la tendencia se va a revertir y el valor de las acciones comenzará a caer. En la visión de los analistas, uno de los motores de este cambio podría ser la nueva política de la Reserva Federal de suba de tasas de interés, junto con el desmantelamiento progresivo de su programa de emisión masiva de dinero (a través de la recompra de activos). O, por qué no, la escalada de la tensión con el régimen norcoreano hasta el punto de convertirse en un conflicto bélico de baja intensidad. Por ahora, todos en Wall Street prefieren creer que están haciendo historia y que el rally alcista seguirá adelante, inmune a estos contratiempos.

    El Cronista