Viernes, 15 Dic 2017
  • AGRO00
  • ALUA00
  • APBR00
  • AUSO00
  • BMA00
  • BOLT00
  • CECO200
  • CEPU00
  • COME00
  • CRES00
  • DGCU200
  • EDN00
  • ERAR00
  • FRAN00
  • GGAL00
  • JMIN00
  • MIRG00
  • PAMP00
  • PETR00
  • PGR00
  • SAMI00
  • TECO200
  • TGNO400
  • TGSU200
  • TRAN00
  • TS00
  • YPFD00
  • El petróleo cerró por debajo de u$s 45 y no esperan un repunte

    Retrocedió por exceso de oferta y falta de demanda.

    El petróleo cerró por debajo de los u$s 45 y no se espera una pronta recuperación.

    La última vez que perforó ese piso fue en marzo. Goldman Sachs advirtió que los precios se mantendrán bajos "por más tiempo". El barril Brent también cerró abajo de u$s 50

    En un contexto de ralentización del cierre de pozos de perforación en Estados Unidos y de recuperación del dólar, el petróleo Intermedio de Texas (WTI), de referencia para la Argentina, bajó ayer 1,06 % y terminó en u$s 44,66 el barril, de tal manera que cerró por debajo de u$s 45 por primera vez desde marzo pasado, debido a la sobreoferta y la falta de demanda. La misma tendencia siguió el barril Brent, de referencia para Europa, que cerró nuevamente por debajo de los u$s 50, a u$s 49,2.

    Al final de la sesión de operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del crudo WTI para entrega en septiembre bajaron 49 centavos respecto al cierre anterior.

    El petróleo de referencia en Estados Unidos continuó así la racha bajista de los últimos días en medio de la incertidumbre en los mercados internacionales por el exceso de oferta y su impacto en el precio del crudo.

    El Departamento de Energía anunció ayer que las reservas de petróleo bajaron 4,4 millones de barriles la semana pasada, hasta los 455,3 millones, pero se mantienen en su nivel más alto para esta época del año en al menos ocho décadas.

    Goldman Sachs se unió ayer a la opinión de que los precios del petróleo se mantendrán "bajos por más tiempo", después de que los precios a plazo, las monedas ligadas a las materias primas y las acciones de energía alcanzaron niveles no vistos desde el 2005.

    Los analistas del banco sostienen que el entorno económico para la industria petrolera ha cambiado fundamentalmente debido a la mayor tensión financiera y operativa, los costos en baja, aumentos en la productividad y un dólar más fuerte.

    "Estas diferencias reflejan no sólo un mayor deterioro de los fundamentos, sino también una disminución de la confianza en los mercados financieros en una recuperación rápida de los precios y un reconocimiento de que el reequilibrio de la oferta y la demanda probablemente resultará mucho más difícil que lo que en el mercado había evaluado previamente", dijeron analistas de Goldman Sachs en un reporte. El banco mantuvo su objetivo a corto plazo para los precios de los futuros del petróleo en Estados Unidos en u$s 45 el barril, pero advirtió que el riesgo está sesgado sustancialmente a la baja.

    La caída del crudo, como el de otras materias primas, está impactando de lleno en las economías latinoamericanas con un fuerte sesgo exportador. Evo Morales, presidente de Bolivia, admitió ayer que su país dejaría de percibir unos u$s 2.500 millones por la baja de los precios del petróleo y otras materias primas. El sector de hidrocarburos boliviano registró un fuerte descenso en el primer semestre del año, con una caída internual en los ingresos de 36,3%. No obstante, Morales aseguró que la economía crecerá 5%.

    El crudo baja en medio de incertidumbre en los mercados internacionales.

    Fuente: El Cronista