Viernes, 15 Dic 2017
  • AGRO00
  • ALUA00
  • APBR00
  • AUSO00
  • BMA00
  • BOLT00
  • CECO200
  • CEPU00
  • COME00
  • CRES00
  • DGCU200
  • ERAR00
  • FRAN00
  • GGAL00
  • JMIN00
  • MIRG00
  • PAMP00
  • PETR00
  • PGR00
  • SAMI00
  • TECO200
  • TGNO400
  • TGSU200
  • TRAN00
  • TS00
  • YPFD00
  • Brasil anunció otro mega ajuste y se teme que profundice la recesión

    Se disparó el costo de asegurar deuda brasileña y el BC frenó caída del real

     

    Los CDS marcaron su nivel más alto en seis años y medio

    Fuente: Infobae

    La decisión de la calificadora Standard & Poor´s de rebajar la nota de Brasil a "bono basura" tuvo, como era esperado un fuerte impacto en el mercado financiero. El costo de asegurar deuda de ese país se disparó a niveles máximos en seis años y medio, el Banco Central tuvo que ofrecer u$s1.500 millones para evitar un desplome del real y el Bovespa abrió con una baja del 2,25 por ciento.

    En rigor, los seguros de incumplimiento de crédito (Credit Default Swaps) para la deuda de Brasil subieron ayer 18 puntos básicos para ubicarse en 390 puntos básicos.

    En paralelo, en el mercado de cambios el Banco Central de Brasil anunció una subasta para vender 1.500 millones de dólares en el mercado con el fin de contener la fuerte suba del dólar, que hoy rozó los 3,90 reales. Es la segunda vez en menos de tres días que el organismo monetario de ese país sale a intervenir con fuerza para defender el valor de su moneda.

    La noticia de la rebaja, anunciada la víspera por la agencia de calificación de riesgo, llevó a la bolsa de Sao Paulo a abrir con una caída del 2,25 %, mientras que el real brasileño se depreció un 2,58 % frente al dólar, que comenzó la jornada negociado a 3,895 reales para la venta en el tipo de cambio comercial.

    La disparada de la moneda estadounidense, que en lo que va de año acumula una apreciación de más del 40 %, obligó a una nueva intervención del Banco Central, que la pasada semana ya había subastado 2.400 millones de dólares en el mercado.

    Tras la actuación del emisor brasileño, la caída del real cedió ligeramente y finalmente cerró con una baja del 1,55% frente al dólar, cerrando la jornada a 3,854 .

    La preocupación por la rebaja de la nota de Brasil también llamó a la puerta del Gobierno y la presidenta, Dilma Rousseff, convocó ayer una reunión de emergencia con sus ministros para analizar el nuevo escenario económico y político.

    En su decisión, S&P argumentó que el deterioro de las cuentas fiscales del país se ha incrementado y también puso en duda la capacidad del Gobierno para lograr que el Congreso apruebe los presupuestos de 2016 por los "crecientes desafíos políticos" que atraviesa el país.

    La bolsa de San Pablo, en tanto, perdió 0,33 % y se situó en los 46.503 puntos, después de haber caído hasta 2,25 en la apertura. Se destacó la caída de las acciones preferenciales de la petrolera estatal Petrobras, que también perdió ayer el llamado grado de inversión de S&P.

    Estas acciones retrocedieron un 5,01 %, aunque fueron los papeles ordinarios de la compañía de fidelidad de aerolíneas Smiles los que lideraron el terreno negativo con una bajada del 9,57%.

    Las acciones preferenciales del banco Itaú, por su parte, retrocedieron un 2 por ciento y fueron las más buscadas por los inversores, con una participación en el volumen del 9,32 por ciento.

    En el lado opuesto, despuntaron las compañías siderúrgicas y las acciones preferenciales de Usiminas fueron las que más subieron, con una fuerte escalada del 12,77 %.

    En total, se negociaron 7.879 millones de reales. El Banco Central ofreció vender u$s1.500 M y logró contener la caída de su moneda El Bovespa abrió con una pérdida del 2,25% pero luego se recuperó y cerró 0,33% abajo.