Martes, 21 May 2019
  • ALUA15.5 0.33
  • ALUA15.5 1.31
  • BMA0 9.15
  • BMA2200
  • BMA215.5 3.46
  • BYMA300 1.7
  • BYMA298 -0.17
  • CEPU34.7 1.47
  • CEPU35.35 1.47
  • CEPU34.75 4.36
  • COME3.08 -0.66
  • COME3.08 0.66
  • COME3.05 1.67
  • CRES43.75 2.34
  • CRES44.60
  • CRES43.8 0.57
  • CVH238.75 3.07
  • CVH2500
  • CVH233.75 2.97
  • EDN43.25 2.93
  • EDN44.10
  • EDN42.2 3.19
  • FRAN249 4.32
  • FRAN253.950
  • FRAN136.95 5.89
  • GGAL117 4.46
  • GGAL119.25 -2.27
  • GGAL117.1 3.91
  • MIRG329 -0.76
  • MIRG336.50
  • MIRG326 0.31
  • PAMP44.2 5.5
  • PAMP45.050
  • PAMP44.35 5.85
  • SUPV52.5 7.14
  • SUPV52.950
  • SUPV52.55 5.63
  • TECO21420
  • TECO2144.75 1.41
  • TECO2138.1 3.25
  • TGNO4710
  • TGNO472.40
  • TGNO469.4 2.06
  • TGSU2110 4.76
  • TGSU2112.2 1.07
  • TGSU2108.25 2.02
  • TRAN39.85 3.12
  • TRAN40.6 -0.25
  • TRAN39.3 1.68
  • TXAR12.95 0.78
  • TXAR13.20
  • TXAR12.9 -0.77
  • VALO5.99 1.88
  • VALO5.98 0.84
  • YPFD697 -1.72
  • YPFD699 -1
  • YPFD689 -1.44
  • El Reino Unido, en vilo y sin definiciones

    A apenas tres días de un caótico `brexit` duro

    Para acceder a una prórroga, May debe lograr el aval del parlamento. Pero no tiene el número

    La primera ministra conservadora enfrenta crecientes presiones dentro de su propio partido para que renuncie. Las bolsas europeas registran la incertidumbre y cayeron por cuarta rueda seguida.

    La primera ministra británica, Theresa May, reconoció ayer que aún no cuenta con el apoyo suficiente para su propuesta sobre cómo sacar al Reino Unido de la Unión Europea sin grandes costos económicos, mientras miembros de su propio Partido Conservador pedían su renuncia y el Parlamento maniobraba para arrebatar el control del proceso al Gobierno.

    Cuando faltan solo tres días para el plazo del 29 de marzo, en el que podría producirse una salida abrupta si es que no se llega antes a algún tipo de acuerdo, los mercados europeos dieron cuenta de la incertidumbre y operaron en baja.

    El índice de acciones paneuropeo STOXX 600 cerró con pérdidas del 0,45% y se ubicó un 3% por debajo del máximo de seis meses que había alcanzado el 19 de marzo. En tanto, la Bolsa de Londres perdió 0,42% y la de Francfurt, 0,2%. Fue la cuarta rueda negativa al hilo.

    Ante ese estado de cosas, May debió salir a desechar las versiones de renuncia. `Hay un trabajo que hacer y quiero seguir desarrollándolo`, le dijo a una diputada independentista escocesa que le había preguntado sobre eso en la Cámara de los Comunes.

    `Tal como están las cosas, todavía no hay suficiente apoyo en la Cámara para volver a presentar el acuerdo para una tercera votación`, afirmó May ante los diputados en el inicio de otra semana crucial para el caótico proceso.

    La líder conservadora aseguró, sin embargo, que no desiste en su intención: `Sigo manteniendo conversaciones con colegas de toda la cámara para conseguir apoyo para que podamos organizar la votación esta semana`.

    Tras el referéndum de junio de 2016, en el que el 52% de británicos votó a favor del `brexit`, el país debía abandonar el bloque este viernes. Pero, después de que los diputados rechazaran dos veces -en enero y marzo- el acuerdo negociado por May con Bruselas, Londres decidió pedir una prórroga a la UE.

    Los 27 aceptaron la semana pasada, pero con condiciones: el `brexit` se aplazará al 22 de mayo solo si el Parlamento aprueba el acuerdo esta semana. De lo contrario, el Reino Unido deberá presentar una solución alternativa antes del 12 de abril.

    En ese segundo caso, recordó May ante los diputados, `o bien salimos sin un acuerdo o bien indicamos un camino a seguir`.

    La primera es la alternativa más temida por la comunidad de negocios, que cree que podría desencadenar graves efectos.

    Precisamente para intentar identificar ese camino, una cámara dividida entre proeuropeos y euroescépticos se disponía a votar una enmienda destinada a dar a los diputados el control del orden de los debates, aunque brevemente y sin carácter vinculante. La idea es que mañana puedan celebrar una serie de `votos indicativos` sobre propuestas alternativas que pueden ir desde la convocatoria de un segundo referéndum hasta la negociación de un `brexit` más suave que mantenga al país dentro de la unión aduanera europea.

    La primera ministra `no puede a la vez admitir que su acuerdo no cuenta con el apoyo necesario e impedir que se encuentre una alternativa que tenga ese apoyo`, lanzó el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn. `Ha llegado el momento de que el Parlamento tome el control`, afirmó.

    La jefa de Gobierno mantuvo reuniones durante el fin de semana con los más duros euroescépticos de su Partido Conservador, opuestos a su acuerdo con la UE. Tras ellas, llegó a la conclusión de que el texto no tiene aún el respaldo `suficiente`.

    No obstante, según explicó el ministro de Comercio Internacional Liam Fox, algunos siguen confiando en que la perspectiva de un aplazamiento largo del `brexit`, que implique la participación británica en las próximas elecciones europeas, termine convenciendo a muchos diputados. `Creo que los principales partidos harán lo que puedan para evitar tener que luchar en esas elecciones europeas` y `no hay nada en política como un poco de interés propio para concentrar las mentes`, dijo Fox.

    Pero, estrechamente vinculado al acuerdo que negoció con Bruselas, el futuro político de May pende de un hilo.

    Si los diputados toman el control del proceso, `el riesgo de elecciones generales aumenta porque existe la posibilidad de que el Parlamento instruya al ejecutivo a que haga algo contrario a aquello para lo que fue elegido`, explicó el domingo el ministro del Brexit, Stephen Barclay, a la BBC.

    Al mismo tiempo, crece también la presión dentro del Partido Conservador para que May dimita y deje las riendas de la formación, del Gobierno y de la negociación con Bruselas a un nuevo líder.

    Mientras, crece el descontento de una parte de la población: cientos de miles de personas marcharon el sábado en Londres para reclamar un segundo referéndum y una petición lanzada `online` la semana pasada para pedir al Gobierno que renuncie al `brexit` ya supera los 5,5 millones de firmas.

    Por su parte, el gobierno inició el lunes una campaña nacional para incitar a los europeos a que hagan los trámites necesarios si quieren permanecer en el país tras la separación. Agencias Reuters, AFP y ANSA

    `Todavía no hay suficiente apoyo en la Cámara para volver a presentar el acuerdo para una tercera votación`, afirmó Theresa May.

    GRIETA. Manifestantes a favor y en contra del `brexit` se manifiestan frente al Parlamento en Londres. El Reino Unido vive una conmoción que no imaginaba conforme se acerca la fecha prevista para la salida de la UE.

     

    Ámbito Financiero