Sábado, 30 May 2020
  • ALUA35 2.74
  • ALUA0 2.27
  • ALUA34.5 2.74
  • BBAR0 -4.89
  • BBAR0 -9.66
  • BBAR141.9 -5.17
  • BMA252.7 -4.28
  • BMA0 -6.93
  • BMA237 -11.5
  • BYMA0 -3.16
  • BYMA400 -1.29
  • CEPU36.5 -2.12
  • CEPU33.4 -6.69
  • COME0 1.2
  • COME0 -1.19
  • COME2.75 -2.37
  • CRES59 -4.45
  • CRES38.6 -4.95
  • CVH410 -5.85
  • CVH0 -1.92
  • CVH430 0.92
  • EDN22.15 -3.78
  • EDN20.6 -4.34
  • GGAL107.3 -3.1
  • GGAL0 -7.82
  • GGAL102.5 -7.13
  • HARG0 -4.79
  • HARG80 -0.41
  • PAMP60 -0.3
  • PAMP0 -4.32
  • PAMP50 -2.66
  • SUPV0 -1.3
  • SUPV53 -5.97
  • TECO2199.45 -3.1
  • TECO20 -4.42
  • TECO2199.3 3.59
  • TGNO435.5 -6.44
  • TGNO40 -3.03
  • TGNO433.95 -3.5
  • TGSU20 -2.09
  • TGSU2125 -0.94
  • TRAN0 -0.18
  • TRAN27.75 -3.18
  • TXAR0 -0.15
  • TXAR0 -0.15
  • TXAR34.8 1.99
  • VALO0 -4.09
  • VALO0 1.18
  • VALO22.1 -3.18
  • YPFD610 -3.13
  • YPFD0 -0.54
  • YPFD590 -1.12
  • Mercados volátiles 12.3

    El riesgo país se acercó a los 3.000 puntos y el dólar contado con liqui ya está en $ 87,10

    Volvieron a caer fuerte los bonos y las acciones argentinas. Aumenta cada vez más la brecha de los tipos de cambio.

    En la recta final del lanzamiento de la oferta de reestructuración de deuda, el riesgo país , que mide la diferencia de tasa que deben pagar los bonos de Argentina contra los de Estados Unidos, sigue en alza. Después del lunes negro, en que se disparó, el martes volvió a subir y el miércoles también: aumentó 6,1%, a 2.973 puntos básicos. Por otro lado, el dólar oficial se mantuvo estable, pero aumentaron las cotizaciones de las alternativas que se bajaran en la bolsa (dólar MEP y CCL) para eludir las restricciones del mercado de cambios.

    Los bonos de la deuda que cotizan en Wall Street y que se toman de referencia, cayeron ayer hasta 7%. Entre los que más bajaron estuvo el Centenario, que retrocedió US$ 1,05, a US$ 36,60. Es uno de los que está en el listado de títulos a reestructurar. La lista engloba a 35 bonos, bajo las leyes de Nueva York, Londres y Tokio, según publicó el decreto que se publicó el martes. En total, suman US$ 68.842 millones en manos de inversores privados.

    Los bonos arrancaron en baja pero profundizaron la caída luego de que el presidente Alberto Fernández dijera que el cronograma de renegociación de la deuda que se había autoimpuesto el Ministerio de Economía viene un poco demorado y podría extenderse más allá del 31 de marzo. También dio a entender que el Tesoro podría utilizar la prórroga de 30 días en el pago de bonos para aguardar el resultado de la reestructuración de la deuda.

    Como los bonos, las acciones también cotizan en rojo. En Buenos Aires, el S&P Merval perdió 4,3%, con caídas más relevantes para YPF, Cresud y Ternium.

    En Wall Street, las acciones argentinas retroceden en su mayoría, con caídas de hasta 11% para YPF y 15% para Banco Supervielle. Siguieron el camino de la Bolsa de Estados Unidos que perdió 5,9% (Dow Jones), por el efecto del Coronavirus, la guerra del petróleo y los interrogantes sobre las medidas de apoyo económico que planea presentar el gobierno de Estados Unidos para enfrentar los efectos de la enfermedad. El dólar cerró en un promedio de $64,74 para la venta al público, con un avance marginal de dos centavos respecto a la víspera, en tanto en el segmento mayorista la divisa avanzó ocho centavos y finalizó en $62,67.

    Ayer el Banco Central adquirió alrededor de US$20 millones, de manera de mantener la cotización de la divisa dentro de los parámetros fijados por la entidad monetaria, según confiaron fuentes de mercado.

    Un dato relevante de la jornada de ayer fue el aumento de 2,8% del dólar MEP ($ 85,76) y de 2,7% del dólar CCL ($ 87,10), ambos tipos de cambio que se pagan para comprar divisas a través de títulos públicos, eludiendo las restricciones del Banco Central (sólo pueden comprarse US$ 200 por mes).

    La brecha entre ambos tipos y el dólar oficial está cerca del 32%. La brecha promedio entre 2011 y 2015 fue 40% (con picos del 90% en la época del default y la pelea con los fondos buitre alrededor del fallo del juez Thomas Griesa).

    La mayor demanda del tipo de cambio tiene que ver con comportamientos de los inversores que buscan activos más seguros en un contexto global incierto por la desaceleración de la actividad económica y, en el frente local, una resolución de la deuda que viene demorado como admitió ayer el propio Presidente Alberto Fernández. Ayer las principales bolsas del mundo volvieron a caer en sintonía con las proyecciones de que la actividad económica se desacelerará y hasta se contraerá en el mundo.

    Clarín