Lunes, 01 Jun 2020
  • ALUA35 2.74
  • ALUA0 2.27
  • ALUA34.5 2.74
  • BBAR0 -4.89
  • BBAR0 -9.66
  • BBAR141.9 -5.17
  • BMA252.7 -4.28
  • BMA0 -6.93
  • BMA237 -11.5
  • BYMA0 -3.16
  • BYMA400 -1.29
  • CEPU36.5 -2.12
  • CEPU33.4 -6.69
  • COME0 1.2
  • COME0 -1.19
  • COME2.75 -2.37
  • CRES59 -4.45
  • CRES38.6 -4.95
  • CVH410 -5.85
  • CVH0 -1.92
  • CVH430 0.92
  • EDN22.15 -3.78
  • EDN20.6 -4.34
  • GGAL107.3 -3.1
  • GGAL0 -7.82
  • GGAL102.5 -7.13
  • HARG0 -4.79
  • HARG80 -0.41
  • PAMP60 -0.3
  • PAMP0 -4.32
  • PAMP50 -2.66
  • SUPV0 -1.3
  • SUPV53 -5.97
  • TECO2199.45 -3.1
  • TECO20 -4.42
  • TECO2199.3 3.59
  • TGNO435.5 -6.44
  • TGNO40 -3.03
  • TGNO433.95 -3.5
  • TGSU20 -2.09
  • TGSU2125 -0.94
  • TRAN0 -0.18
  • TRAN27.75 -3.18
  • TXAR0 -0.15
  • TXAR0 -0.15
  • TXAR34.8 1.99
  • VALO0 -4.09
  • VALO0 1.18
  • VALO22.1 -3.18
  • YPFD610 -3.13
  • YPFD0 -0.54
  • YPFD590 -1.12
  • Virus BCRA

    Ya llegó la primera ola monetaria (ahora esperan la segunda)

    La base monetaria está creciendo a una velocidad del 72% interanual.

    Por suerte aún la del Covid-19 no arribó pero sí la del Central, y con fuerza (ya esperan la otra). Todavía no se siente de lleno en la calle por el efecto cuarentena y otros factores. Los bancos agazapados.

    Mientras los sanitaristas, la mesa chica de expertos epidemiólogos y el sistema sanitario en su conjunto se preparan para recibir la primera ola del brote del coronavirus (Covid-19), en materia monetaria la primera ola ya pasó y ahora se espera la segunda. Falta aún contabilizar el último día hábil de marzo, pero mucho no cambiará, y ya la Base monetaria registra una expansión de $575.949 millones lo que representa una velocidad de crecimiento mensual del 34% punta a punta y del 72% interanual. De modo que en lo que va del 2020 la Base ha crecido $396.702 millones (el 82% de todo el 2019) alcanzando un nivel de $2.292.083 millones (o sea, casi $2,3 billones). En marzo, con el efecto Covid-19 y el inicio de la cuarentena, el crecimiento de las Base se explica principalmente por el desarme de Leliq $304.421 millones (52,8% del total); la creciente asistencia al Tesoro $205.000 millones (35,6% del total); el pago de intereses $52.972 millones (9,2% del total) y $22.687 millones vía Pases. También hubo una leve expansión por compra de dólares al sector privado por $8.606 millones neutralizada por completo por contracción vía el sector público de $17.029 millones. Vale señalar que en marzo por primera vez en el año, algo que se da generalmente más entrado el segundo trimestre, el BCRA ya comenzó a transferirle utilidades al Tesoro fueron $60.000 millones el 26 y otros $20.000 millones el 27. La semana pasada desde este diario advertimos que frente al tsunami de pesos que el Tesoro iba a necesitar por causa de la crisis y de no haber hecho los deberes oportunamente los últimos gobiernos iba a recurrir a este as bajo la manga, que según cálculos privados rondaría los $1,5 billones. Lo que habla a las claras del margen operativo que tiene el BCRA para asistir al Tesoro este año.

    Ahora bien, semejante emisión de pesos en marzo, todavía no pega de lleno en la calle ni en los bolsillos de la gente. Es que la tenencia de billetes y monedas del público apenas creció 4% en marzo frente a un aumento del efectivo de los bancos del 29% y del 86% de los encajes. Los bancos están muy líquidos en niveles del 64%, según el índice del BCRA (era 54% a fin del 2019). Resta ahora que estos fondos se derramen sobre el mercado financiero en las empresas y familias. Por suerte la demanda de dinero está acompañada, es que la cuarentena despertó la sed de pesos de la gente, sin presionar sobre otros mercados. Sin embargo, ya los analistas alertan porque la segunda ola monetaria, para cubrir el mayor déficit, está a la vuelta de la esquina. Claro que después se verá como absorber, ese es otro tema.

     

    Ámbito Financiero