Martes, 13 Abr 2021
  • ALUA47.2 -0.84
  • ALUA00
  • ALUA47.25 -2.18
  • BBAR132.7 -1.49
  • BBAR00
  • BBAR131.7 -1.75
  • BMA196.45 -1.77
  • BMA00
  • BMA195.25 -1.64
  • BYMA631.5 -0.24
  • BYMA00
  • BYMA630 -0.79
  • CEPU31.85 1.94
  • CEPU350
  • CEPU31.75 -2.77
  • COME2.39 -3.28
  • COME00
  • COME2.38 -2.47
  • CRES88.9 1.48
  • CRES900
  • CRES87.9 0.4
  • CVH2700
  • CVH2850
  • CVH268.5 -1.1
  • EDN26.65 -3.47
  • EDN26.55 -2.21
  • GGAL110.9 -2.33
  • GGAL111.7 -1.28
  • GGAL111.05 -2.16
  • HARG1280
  • HARG0 -4.41
  • HARG126 -1.38
  • LOMA188 -0.53
  • LOMA188 -1.08
  • MIRG1608 0.66
  • MIRG16990
  • MIRG1602.5 -0.37
  • PAMP880
  • PAMP88.2 1.38
  • SUPV53.1 5.88
  • SUPV00
  • SUPV53 2.05
  • TECO2159 -1.12
  • TECO21600
  • TECO2159 -2.67
  • TGNO433.8 -1.47
  • TGNO400
  • TGNO433.65 -2.2
  • TGSU2137.55 -3.55
  • TGSU200
  • TGSU2136.5 -1.52
  • TRAN22.95 0.44
  • TRAN00
  • TRAN22.7 -0.44
  • TXAR49.3 -1.19
  • TXAR51.40
  • TXAR49.3 -3.54
  • VALO23.80
  • VALO250
  • VALO23.75 -1.86
  • YPFD592.55 -2.82
  • YPFD609.5 -2.42
  • YPFD594 -1.86
  • `Si Guzmán logra un acuerdo con el Club de París, podrá entonces negociar mejor con el FMI`

    Entrevista a Gustavo Domínguez, CEO de AdCap

    El CEO de AdCap consideró que un entendimiento del ministro Martín Guzmán con el organismo europeo podría ayudar para llevar a buen puerto las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional.

    Gustavo Domínguez, CEO de la consultora financiera AdCap, aseguró que un acuerdo del ministro Martín Guzmán con el Club de París en la gira europea, podría ayudar a lograr un entendimiento con el organismo de crédito internacional una vez que se encuentren las partes nuevamente. Domínguez considera que América Latina va a tener una salida más lenta de la crisis que es consecuencia de la pandemia y de las medidas de prevención que afectan a las economías a nivel global, y anticipó que en el mediano plazo el bitcoin se extenderá como medio de pago transformándose en una alternativa más que considerable.

    Periodista: ¿Cómo estarán los mercados este año? ¿La salida de la crisis no parece ser pareja?

    Gustavo Domínguez: Se verá una recuperación de la actividad económica muy dispar en distintas regiones y países que van a estar determinados por el fenómeno de contagio y la velocidad de vacunación. Y luego, la tasa de contagio que tiene comportamiento dispar y las respuestas de los gobiernos. En Estados Unidos el número de muertes y los usos de terapia intensiva han caído dramáticamente y por ello el gobierno no se ve presionado para declarar otro lockdown como lo están haciendo algunos gobiernos en Europa. En América Latina el factor que determinará la recuperación de la economía es la velocidad de la provisión de vacunas, que es mucho más lenta que en Estados Unidos. La recuperación de Estados Unidos ya está tomada en cuenta, ahora en la próxima vuelta hay que ver cuáles países en el mundo emergente van a tener una recuperación más fuerte, lo mismo en Europa. En este caso va a tomar más tiempo.

    P: ¿Y en los emergentes de América Latina?

    G.D.: La recuperación es más probable que ocurra con mayor fortaleza en México de lo que puede ser Brasil, Argentina o Colombia. Pero también creo que influyen los mercados financieros. Hasta el principio del año las tasas estaban bajando y el dólar respecto de las monedas fuertes se venía debilitando, lo que generaba una presión para que las monedas de los mercados emergentes se revalorizaran frente al dólar. Teníamos materias primas que estaban mejorando en precio porque la actividad económica se está recuperando en China y en Estados Unidos. Pero desde principios de año esa tendencia se revirtió dramáticamente. Desde el punto de vista de cómo le rinden las exportaciones a los países latinoamericanos, va a estar un poco más retrasado.

    P: ¿Cómo define lo que pasa en la Argentina? ¿Es un rebote o es un proceso de crecimiento?

    G.D.: La verdad es que Argentina no es un país que ocupe un tiempo importante de alguien que mira los flujos de capital a nivel mundial. Es un país con mercado chico. Tras la serie de refinanciaciones, los grandes inversores están cada vez menos dispuestos a participar en el financiamiento de Argentina. Los que la siguen están observando el avance o no en las negociaciones con el FMI y al mismo tiempo observan cómo pueden resultar las elecciones de este año. Quizá el resultado de las elecciones no vaya a cambiar el balance de poder entre los distintos partidos y entre los subsectores dentro del peronismo, pero definitivamente sin un acuerdo con el FMI, el resultado de las elecciones tiene una consideración menos importante. La incertidumbre es muy alta. Da la impresión que el gobierno busca mantener todo en equilibrio, pero ese equilibrio es frágil e inestable porque los números hoy no reflejan los precios relativos adecuados. Es muy difícil saber si este equilibrio frágil se va a poder mantener en el tiempo.

    P: El Gobierno está entre firmar con el FMI y asumir compromisos o asumir el riesgo de no tener un acuerdo... G.D.: Es como decir ´veamos cuanto aguanto´. Se que puede generar una reacción negativa de parte de los votantes si firmo un acuerdo, pero por otro lado: cuánto tiempo puedo aguantar este equilibrio inestable.

    P: ¿Podría ayudar ahora un acuerdo con el Club de París? G.D.:Sin dudas que el dinero que se le debe al Club de París no es tanto como el que se le debe al Fondo. Pero si logra un acuerdo, Guzmán seguramente va a volver a Washington y podrá plantear que los europeos lo están ayudando. Puede hasta parecer un razonamiento infantil, pero tiene sentido.

    P.: ¿Cómo analiza el problema con el fondo Archegos que generó ruido en los mercados?

    G.D.: Este fondo tenía un apalancamiento muy alto y los bancos que le estaban proveyendo ese apalancamiento, fundamentalmente el Credit Suisse y el Nomura, le hicieron lo que se llama margin call y tuvieron que salir a liquidar cantidades importantes de acciones de algunas compañías. Inundaron el mercado, generando pérdidas muy importantes no solo para este fondo sino para los bancos que le estaban prestado dinero. Eso es como consecuencia de la alta volatilidad y la alta rotación entre sectores que viene existiendo en los mercados. Eso es más pronunciado desde marzo. Si uno ve los grandes índices de bolsa, es como si nada hubiera pasado, pero si uno ve dentro, hay acciones a las que le está yendo muy bien y hay acciones que estar perdiendo valor de una forma importante.

    P.: ¿Hay riesgo de que haya una catarata de caídas?

    G.D.: Todo es posible. Algunas cosas son más probables que otras. Si me preguntan si otros fondos pueden ser afectados por el mismo fenómeno, diría que es probable. Si me preguntan si puede generar una crisis como la que hubo en 1998 cuando el fondo Long Term Capital explotó, me parece poco probable, porque el mundo era muy diferente. Los flujos financieros de capital global eran dramáticamente menores a lo que son hoy. La presencia de los Bancos Centrales en los flujos de capitales globales era ínfima en comparación con lo que es hoy. Estamos hablando de una década antes de la gran crisis, donde se dieron cuenta que los caballos se tienen que poner delante del carro porque sino se les iba a quebrar la economía global. El alto nivel de liquidez hace que el punto de ruptura sea mas lejano, aunque nunca es imposible. Un contagio a ese nivel lo veo altamente improbable.

    P.: Que haya acciones de empresas que están bien y otras a las que les va mal, ¿tiene algún correlato con que la salida de la crisis va a ser despareja?

    G.D: Es probable, pero creo que no es el motivo fundamental por el cual algunos sectores y acciones están teniendo un desempeño dispar con otras acciones. Creo que es un reacomodamiento dentro de los flujos de capital, que más y más se están concentrando en Estados Unidos. Antes de la pandemia, el índice más importante usado por los fondos de pensión es el MSCI, que en Argentina hizo ruido cuando se pensaba que podía estar incluida. Antes de la pandemia las bolsas de Estados Unidos representaban el 52% de ese índice, hoy es el 67%. Hace diez años importaba lo que pasaba en las bolsas de Japón y Frankfurt para accionar las Bolsas de Estados Unidos. Hoy, honestamente, su importancia es mucho menor para saber cómo se va a comportar Estados Unidos

    P: Estados Unidos está ganando mucha mayor importancia en los mercados mundiales...

    G.D.: La economía americana es u$s21 trillones, es 23% a 24% del PBI mundial. Cuando comenzó la crisis de 2008 a 2009, el balance de la Reserva Federal era de 6,8% del PBI americano. Hoy es el 37%, es decir que el poder de este banco central en los flujos es mucho más importante y a tasas prácticamente cero. Es esta abundancia de liquidez lo que hace que los ajustes en las bolsas sean temporarios.

    P: ¿Qué impacto puede tener en la economía real?

    G.D.: Son enormes y poderosísimos. Están ocurriendo y van a seguir ocurriendo. Tienen que ver con la enorme productividad que las canastas de medición de inflación o del PBI no tienen capacidad de medirla. Esa enorme productividad es la que hoy provee a las industrias del sector privado y al sector público en el mundo la tecnología de punta como la inteligencia artificial, cadena de bloques, y ahora la instalación de la quinta generación de redes inalámbricas, la provisión de información instantánea. Aunque la inflación es un fenómeno monetario, no importa cuánto dinero se imprima, la productividad del sector privado hace que pueda crecer sin generar presiones inflacionarias.

    P.: ¿Los cripto-activos están ocupando cada vez más un lugar como reserva de valor?

    G.D.: La verdad es que si esto me lo preguntaban hace un año me hubiera parecido poco probable. Lo que está pasando con bitcoin en los últimos nueve meses, es una tendencia que se está consolidando cada vez más. Dio un salto cuando una de las compañías de seguros más tradicionales de Estados Unidos dijo el año pasado que iba a invertir en bitcoin. El hecho de que el CEO de Tesla, Elon Musk, diga que va a invertir en bitcoin es importante, pero no tanto como una compañía de seguros tradicional. Bitcoin se está institucionalizando como un activo de inversión, y no solo como activo de especulación y como consecuencia de ello, la simple ecuación oferta/demanda va a seguir empujando su precio en el mediano plazo. Goldman Sachs está considerando ofrecer inversiones en bitcoin a sus clientes. Hay compañías como Pay Pal que está aceptando bitcoin como medio de pago y va a haber cada vez más compañías. Ha evolucionado como un activo de especulación a otro de inversión, de reserva de valor y al mismo tiempo incrementalmente como medio de pago aceptado.

     

    Ámbito Financiero