Martes, 13 Abr 2021
  • ALUA47.2 -0.84
  • ALUA00
  • ALUA47.25 -2.18
  • BBAR132.7 -1.49
  • BBAR00
  • BBAR131.7 -1.75
  • BMA196.45 -1.77
  • BMA00
  • BMA195.25 -1.64
  • BYMA631.5 -0.24
  • BYMA00
  • BYMA630 -0.79
  • CEPU31.85 1.94
  • CEPU350
  • CEPU31.75 -2.77
  • COME2.39 -3.28
  • COME00
  • COME2.38 -2.47
  • CRES88.9 1.48
  • CRES900
  • CRES87.9 0.4
  • CVH2700
  • CVH2850
  • CVH268.5 -1.1
  • EDN26.65 -3.47
  • EDN26.55 -2.21
  • GGAL110.9 -2.33
  • GGAL111.7 -1.28
  • GGAL111.05 -2.16
  • HARG1280
  • HARG0 -4.41
  • HARG126 -1.38
  • LOMA188 -0.53
  • LOMA188 -1.08
  • MIRG1608 0.66
  • MIRG16990
  • MIRG1602.5 -0.37
  • PAMP880
  • PAMP88.2 1.38
  • SUPV53.1 5.88
  • SUPV00
  • SUPV53 2.05
  • TECO2159 -1.12
  • TECO21600
  • TECO2159 -2.67
  • TGNO433.8 -1.47
  • TGNO400
  • TGNO433.65 -2.2
  • TGSU2137.55 -3.55
  • TGSU200
  • TGSU2136.5 -1.52
  • TRAN22.95 0.44
  • TRAN00
  • TRAN22.7 -0.44
  • TXAR49.3 -1.19
  • TXAR51.40
  • TXAR49.3 -3.54
  • VALO23.80
  • VALO250
  • VALO23.75 -1.86
  • YPFD592.55 -2.82
  • YPFD609.5 -2.42
  • YPFD594 -1.86
  • Finanzas 5.4.2021

    Alternativas para invertir los ahorros

    Alternativas para invertir los ahorros, según el nivel de tolerancia al riesgo, en el inicio de un nuevo trimestre

    La incertidumbre sigue presente y, en este año electoral, no hay indicios que lleven a pensar que se despejará el escenario en el corto plazo; aun así, el mercado siempre ofrece opciones para colocar los pesos, y la elección del ahorrista depende del nivel de riesgo que esté dispuesto a tolerar

    En un contexto desafiante los interrogantes se repiten. Cerró 2020, comenzó un nuevo año y pasó el primer trimestre. La liquidez sigue presente y los inversores siguen preguntándose qué hacer con los pesos en un escenario de incertidumbre que no logra despejarse. La respuesta no es fácil en el marco de presiones inflacionarias crecientes y restricciones cambiarias que no se irán. Pero el mercado siempre da oportunidades, solo hay que saber encontrarlas según el perfil de cada uno.

    Opciones para un inversor

    1 Conservador

    Es relevante conocer la aversión al riesgo que como inversores estamos dispuestos a asumir. En el caso de los más conservadores quienes buscan no exponerse a la volatilidad de mercado, para evitar posibles pérdidas de capital, la liquidez es un factor primordial. Considerando el precepto de la diversificación, los fondos comunes de inversión (FCI) son una gran herramienta, muy útil, además, para el inversor que recién da sus primeros pasos. Los fondos de liquidez inmediata (o money markets) son una opción para esta cartera, aunque con un mejor retorno posible y prácticamente con la misma volatilidad, los denominados Renta Fija T+1 resultan quizás más atractivos, ya que su TNA buscar `competir` con los tradicionales plazos fijos, pero con la ventaja de liquidez en 24 horas. Entre estos fondos, algunos tienen estrategias que combinan ajuste por Badlar y por CER. Otra alternativa es apuntar directamente a la curva de corto plazo en pesos, a través de la exposición a letras de corto plazo (Lepase, Ledes y Lecer) o, incluso, a bonos CER con duration menor a 1 año, para buscar rendimientos que se acerquen o logren empatarle a la inflación.

    2 Algo de riesgo, con moderación

    Si como inversores buscamos rendimientos reales positivos (que le ganen a la inflación) y estamos dispuestos a comprometernos con una estrategia de algo de mayor volatilidad y a exponernos a cierto riesgo, una opción es empezar a alargar los plazos dentro de la exposición en la curva CER o, incluso, incorporar a la posición una participación de ajuste dólar linked (mayor a 2021). Este ajuste, que ha sido castigado en el último tiempo ante la decisión del Gobierno de bajar el ritmo de devaluación como ancla ante las mayores presiones inflacionarias, podría ser en los actuales niveles una oportunidad atractiva para sumar a un portfolio. Ya sea a través de un posicionamiento directo en la curva de títulos de deuda en pesos (en la parte media, en especial) o a través de los FCI, se entiende que hoy una cartera moderada debería combinar en el corto plazo al menos un 50% de instrumentos con ajuste por CER y entre 15/20% de activos dólar linked, en tanto que el resto podría estar colocado en algún fondo T+1, que busque otorgar un rendimiento similar al de una colocación tradicional bancaria, con la ventaja de una liquidez prácticamente inmediata.

    3 Animarse a llevar ahorros a la compra de acciones

    Sin dudas, una cartera de perfil agresivo deberá sumar parte de los activos mencionados para las inversiones de alguien con perfil moderado, aunque buscando extender la duration de la exposición. El ajuste por CER sigue siendo una alternativa que podría participar con el 30/35% de los recursos a ser invertidos, aunque quizás podría apuntarse a una mayor ponderación a la parte larga de la curva (el bono descuento en pesos, por ejemplo, mantiene hoy una TIR del 10% + CER). Pero la diferenciación de esta cartera llega de la mano de las acciones. Para quienes están dispuestos a asumir riesgo, un 20% o incluso más de la cartera debería estar en renta variable. Tras el castigo (o incluso, para algunos, sobrecastigo), los papeles locales operan con un importante descuento respecto de la región. Si hay expectativas en cuanto a que la Argentina empiece a reordenar su economía, la renta variable es una opción más que atractiva en los niveles actuales. Empresas como Loma, Aluar o Banco Macro entre otras, pueden ser vistas como una oportunidad, aunque siempre con un horizonte de mediano o largo plazo, y teniendo en cuenta que la volatilidad se mantendrá alta.

    4 Optar por la renta fija en pesos

    Si se busca armar una cartera exclusiva de renta fija en pesos, los instrumentos con ajuste por CER deberían tener la mayor ponderación en la cartera al menos un 50%, en un escenario en el cual, para el corto plazo, se proyecta que la inflación se moverá a un ritmo superior al de la  evaluación. Y lo ideal es distribuir esa participación entre la parte corta (con tires reales negativas para los vencimientos 2021) y larga, que estará expuesta a una mayor volatilidad (con rendimientos de hasta 10% sobre la inflación). Puntualmente pueden combinarse, por ejemplo, TC21, TX26 y DICP. También es interesante el bono dólar linked con vencimiento en 2022 (TV22) tras las elecciones, ante la expectativa de que, después del ajuste observado, podría existir una ventana de recuperación para este título, que hoy mantiene una TIR del 5% por sobre la devaluación. Hay otras opciones interesantes para la inversión, como algunos desarbitrajes que muestran otras curvas, como la de la tasa Badlar. En este caso, una alternativa es sumar el bono de la Provincia de Buenos Aires (PBA25), que hoy está rindiendo 1200 puntos por encima de la tasa Badlar.

     

    La Nación