Viernes, 30 Sep 2022
  • AGRO71.8 1.43
  • AGRO00
  • AGRO70.9 1.72
  • ALUA135.75 2.07
  • ALUA00
  • ALUA136 1.68
  • BBAR320.45 1.14
  • BBAR318.9 2.05
  • BMA440.75 2.56
  • BMA439 -0.76
  • BYMA174.750
  • BYMA1910
  • BYMA173 -0.29
  • CEPU140.2 6.51
  • CEPU00
  • CEPU139 4.63
  • COME14 5.26
  • COME14.050
  • COME14.05 2.18
  • CRES169 2.42
  • CRES169.75 1.83
  • CVH720 2.39
  • CVH716 3.17
  • EDN104.95 2.47
  • EDN104.5 1.9
  • GGAL232.95 1.47
  • GGAL235 1.75
  • GGAL233.95 1.12
  • HARG210.5 1.71
  • HARG211.5 0.96
  • LOMA396.50
  • LOMA3960
  • LOMA388.45 0.79
  • MIRG3988 1.95
  • MIRG3823 2.29
  • PAMP282.8 0.48
  • PAMP284 1.96
  • PAMP282.9 -0.7
  • SUPV109 3.22
  • SUPV107.2 0.76
  • TECO2258.899 1.48
  • TECO2255.5 1.43
  • TGNO4153 0.33
  • TGNO400
  • TGNO4153.75 0.65
  • TGSU2459.75 0.6
  • TGSU2457.5 0.7
  • TRAN93.3 -1.18
  • TRAN93.2 0.43
  • TXAR166.5 1.85
  • TXAR00
  • TXAR164.75 -0.9
  • VALO62 1.98
  • VALO61.8 -0.65
  • YPFD1931.5 1.37
  • YPFD1998 -3.45
  • YPFD1940 0.39
  • Economía III 21.09.2022

    LA MEDIDA QUE ALEJA A MASSA Y AL BCRA

    Apremiado por la necesidad de conseguir dólares, hace menos de tres semanas Sergio Massa puso en marcha el dólar soja, que les reconoce a los productores de la oleaginosa $ 200 por dólar en lugar de $ 145.

    El 4 de septiembre, en el anuncio en el Palacio de Hacienda, Massa buscó dar imagen de unidad: todo el equipo económico, incluido el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, junto con los representantes de las principales entidades agropecuarias para presentar un beneficio clave para el sector económico más criticado por el kirchnerismo.

    Aquel día, la necesidad de obtener dólares imprescindibles para reforzar las reservas hicieron que las diferencias se pasaran por alto. Veinte días después la imagen de la unidad vuelve a resquebrajarse. Fue cuando desde el Gobierno les blanquearon a los beneficiarios del dólar soja que quedarían impedidos de comprar dólares en el MEP o en el contado con liqui, la vía de dolarización elegida por las empresas.

    La compleja relación entre el ministro Sergio Massa y el Banco Central sumó desprolijidades cuando tuvieron que dar marcha atrás y salir aclarar cuáles eran los alcances efectivos de la medida.

    El anuncio original del Central establecía que los `agentes económicos` que hubieran entrado al dólar soja no podrían acceder al mercado de cambios. Tras el escueto comunicado del Central, las llamadas de los representantes de las entidades del campo taladraban a los funcionarios, a los que acusaban de haberlos traicionado por haber cambiado las reglas de juego en mitad del río.

    El Palacio de Hacienda estaba al tanto de que se venía una medida de este tipo, pero los sorprendió que la resolución del Central les impidiera comprar dólares no solo a las empresa y sociedades, sino también a los productores. `Eso fue un error del Central. Ni bien salió el comunicado se les pidió que lo corrigieran`, dijeron. Durante casi dos horas, el equipo del Central, liderado por Pesce pero con el apoyo del resto de los directores, incluido Lisandro Cleri, el economista nombrado allí por Massa, resistió la presión. El argumento era que cuando los sojeros recibían los $ 200 por dólar, corrían a dolarizarse al MEP y al CCL, lo que hizo subir las cotizaciones y llevó la brecha cambiaria nuevamente arriba del 100%.

    Curioso porque cuando salió la medida y pese a que Cleri la impulsó, con el respaldo de Massa, el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, pasó a la ofensiva. El lunes por la noche publicó un tuit aclarando que `la resolución del @BancoCentral_AR no incluye a los productores y las productoras`. Massa lo avaló con un retuit desde su cuenta.

    Ya sin margen, el Central sacó un nuevo comunicado exceptuando a las personas humanas, es decir los productores, de esta nueva restricción. Desde Economía apuntan que el Central fue más allá de lo pactado al vetar también a los productores. Y aseguran que desde que se pusieron en marcha las negociaciones por el dólar soja había un compromiso con la Mesa de Enlace de que esos pesos extra no irían a dólares financieros.

    `Ellos sabían desde el minuto uno que si se iban al MEP o al CCL íbamos a sacar una resolución para frenar esta operatoria`, indicaron.

    Mantener la brecha con los dólares financieros por debajo de 100%, como ocurría a principios de mes cuando el MEP y el CCL se desinflaron a la zona de $ 280, es un tema sensible para Massa, que asumió ese compromiso con el Fondo Monetario. Pero con el empuje de la demanda sojera, hoy los dólares financieros vuelven a cotizar en torno a $ 300.

    Las divisas que trajo el dólar soja son esenciales para reforzar las reservas del Central, que terminaron agosto con agónicos US$ 1.000 millones y ahora rondan los US$ 3.500 millones. No es casual que este refuerzo del cepo cambiario llegue después de que el staff del FMI dio por aprobada la segunda revisión del acuerdo. Ya cuando en junio, en la gestión de Martín Guzmán, se aprobó la primera revisión, se restringió a los importadores acceso a dólares oficiales.

    Tampoco es casual que la resolución del Central apareciera luego de que Miguel Pesce fuera confirmado por Alberto Fernández hasta 2028.

    Cuando desembarcó en el Palacio de Hacienda, Sergio Massa buscó poner a uno de los suyos al frente de la entidad. Pero debió aceptar la convivencia con Pesce y conformarse con nombrar a Lisandro Cleri, uno de sus hombres de confianza, como vicepresidente segundo. Ahora trascendió que Cleri se habría cuadrado con Pesce en esta medida, lo que generó más fricción con el equipo económico. ¿O fue Massa?

    Clarín